Gobierno español reforma Reglamento de Extranjería para facilitar incorporación de migrantes al mercado laboral (+videos)

BienHallados/ Fuentes: Antena 3/El País

El Gobierno español aprobó, el martes 26 de julio, la modificación del Reglamento de Extranjería, lo cual facilitará la incorporación de los migrantes al mercado laboral del país. Esta nueva norma servirá para que los extranjeros residentes puedan ocupar las plazas laborales vacantes «no deseadas» por los españoles, particularmente las relacionadas con hotelería y agricultura.

En la actualidad, hay casi 2,9 millones de personas en el paro, es decir, desempleados en España que reciben una paga mensual sin trabajar; y, paradójicamente, hay cientos de puestos de trabajo sin cubrir. Para ocupar dicha oferta, el Gobierno reformó el Reglamento de Extranjería que ahora permitirá a los extranjeros trabajar en cualquier lugar y en cualquier puesto, y en las mismas condiciones que un ciudadano español.

Ministro Escrivá explic en el @Congreso_Es
que la anticuada normativa de extranjería no se adapta a la realidad del país ni a la de los migrantes.

La iniciativa, impulsada por el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, pretende facilitar a los empresarios la contratación de extranjeros en sus países de origen y abre nuevas vías para que los inmigrantes que ya vivan en España puedan regularizarse y trabajar.

Escrivá, que desde el principio ha contado con el apoyo de la mayoría de los ministerios, ha defendido la reforma como una fórmula para aflorar la economía sumergida y paliar la falta de mano de obra en sectores clave para la economía, desde el transporte y la construcción, pasando por la hostelería o la digitalización. El Real Decreto que recogerá la reforma, se publicó el miércoles en el Boletín Oficial del Estado y entra en vigor en después de 20 días.

«Se crea el arraigo por formación, que permitirá a migrantes que lleven dos años en España, y que quieren acceder a la formación en profesiones deficitarias,que lo puedan hacer y que eso sea una pasarela al mercado de trabajo», dijo el ministro Escrivá, y agregó que realizarán mejoras en la gestión, reduciendo trámites y haciendo que las cargas administrativas sean más razonables. Dicho en otras palabras, que la burocracia española sea menos estricta y más eficiente.

El portavoz del Gobierno matizó que la modificación se hará por un Real Decreto a través del Reglamento de Extranjería, lo cual no requerirá llevarla al Congreso, sino que podrá ser aprobada en Consejo de Ministros.

La reforma contempla la intención de que los inmigrantes en situación irregular en España también puedan acceder al mercado laboral. En este caso, la persona en cuestión deberá llevar al menos dos años en España y poder demostrar que ha trabajado en el país durante al menos 6 meses.

La medida contempla un abanico de pequeñas modificaciones técnicas que harán algo más fácil emprender, reagrupar a familiares o regularizarse cuando se está trabajando en la clandestinidad, pero trae, sobre todo, novedades de calado en tres ámbitos clave para avanzar en un cambio de la política migratoria.

En primer lugar, la reforma tiene como prioridad ampliar y mejorar la contratación de extranjeros en origen, especialmente la contratación colectiva, limitada hasta ahora a temporeros. A partir de la aprobación del texto, se ofrecerá a estos trabajadores una autorización de trabajo de cuatro años que les permitirá emplearse nueve meses por cada ejercicio. Si los trabajadores vuelven a sus países en cada final de temporada, se los premiará con una autorización de residencia y trabajo de dos años, prorrogables, con la que podrán vivir y trabajar en España por cuenta ajena y propia.

Cambia también el modelo de contratación de profesionales desde sus países que en España está determinado por un catálogo de ocupaciones de difícil cobertura que no responde a la realidad. Según esta lista, el país, básicamente, solo necesita personal de buque y entrenadores y deportistas de élite. El nuevo reglamento implica cambiar la manera en la que se elabora este catálogo, actualizarlo cada tres meses, reducir plazos y flexibilizar la contratación en sectores que determinará, según la coyuntura, el Ministerio de Asuntos Económicos.

Deja un comentario