Ricardo Figueroa hizo de la gastronomía venezolana su medio de vida en Buenos Aires

Martha Cobos C. /Especial Buenos Aires/ BienHallados/ Fotos: cortesía Ricardo Figueroa

Ricardo Figueroa se inició en la campo gastronómico trabajando en Venezuela en Pollos Arturo’s, una franquicia de comida rápida, y en un restaurante Gourmet, donde aprendió orden, disciplina y técnicas básicas de cocina, de las cuales está muy agradecido. Actualmente tiene un emprendimiento de comida rápida venezolana llamado Ricardofoodfestival, en San Justo, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Ricardo Figueroa, cónsul de la gastronomía venezolana en Argentina

Ricardo estudiaba en una escuela de cocina en Venezuela, pero los costos eran muy elevados y no pudo continuar; luego tuvo un «trailer» de comida rápida en Maracay, su ciudad natal. Antes de llegar a Argentina, pasó por Panamá y Costa Rica, donde sumó más experiencia en la cocina.

Desde su llegada a Buenos Aires ha estado sumergido en la actividad gastronómica. Trabajó en un restaurante italiano y en otro de alto target, pero los sueldos eran muy bajos.

Su esposa estaba embarazada y necesitaba cubrir los gastos, así que decidió vender arepas en la calle Florida, de Buenos Aires, donde con su sazón y su carisma fue conquistando cada persona que le compraba. Poco a poco fue haciendo su propia clientela. El principio fue rudo: «Me levantaba a las 7 de la mañana y hacía las arepas, a las 11 las vendía en la calle Florida y luego iba al trabajo en un restaurante desde la 4 de la tarde hasta las 12 de la noche», manifesta el joven venezolano.

También fue delivery, pero su pasión es la cocina. «Me considero un artista de la cocina y la música, me gusta cantar, mi sueño es tener un restaurante que tenga música en vivo» agrega.

Recuerda con mucha nostalgia que «salía a vender arepas y caminaba por un lado del bulevar y de regreso por el otro, me encontraba la gente esperándome para comprarlas. Los argentinos nos quieren y también a nuestra comida.»

Actualmente prepara sus delicias para otro venezolano que tiene un kiosco llamado Panache. Ricardo hace los «Panchitos» (perros calientes) con un ingrediente estrella: la carne mechada. También ofrece pollo a la broaster, tequeños, arepas y empanadas. Gran parte de sus clientes son argentinos.

En otro restaurante de comida típica de la zona, incluyen su innovación: tequeños adaptados al sabor de la gastronomía local. Ofrecen este «pasapalo» relleno con calabresa, salami y queso, así como tequeños veganos (con plátano, masa de orégano y ajo). Toda una fusión de las culturas argentina y venezolana.

Deja un comentario